Casa unifamiliar sigue la proporción áurea o número de oro al que converge la serie de Fibonacci. La casa tiene una geometría minimalista en forma de un tubo en voladizo con una sección de rectángulo áureo. El tubo está perforado con un patio interior que permite la entrada de la lluvia e introduce el paisaje iluminando la zona de distribución. En este patio hay una cascada por la que cae el agua de lluvia que recoge parte de la cubierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *