Una empresa japonesa, Kajima Corporation, ha cambiado por completo la forma de demoler los edificios Daruma-otoshi. Los acerca al suelo, planta por planta, y cuando están a cota 0, entra con la maquinaria y los demuele como si fuera una vivienda en planta baja, con el ahorro en costes que ello supone.

¿Como lo hace? Pues sustituyendo los pilares de planta baja por gatos hidráulicos. Primero corta los pilares y luego los intercambia por gatos, haciendo bajar el edificio poco a poco , planta por planta.

Según la empresa, crea mucho menos ruido y polvo, reducciones del 20 % en tiempo, más fácil reciclar y desmantelar. Lo único que no dice es el coste de este sistema en sí, el cual ganó un premio a la innovación y es suyo.

Vía: Redformas Blog de ayuda para presupuestos de obras, reformas y servicios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *